Archivo de la categoría: Noticias

Nuevas imágenes de Ceres.

Fuente: https://www.nasa.gov

El área más brillante en Ceres destaca en medio de las sombras del terreno con cráteres en una nueva y espectacular imagen captada por la nave espacial Dawn de la NASA, tomada mientras miraba de lado el planeta enano. Dawn tomó esta imagen el pasado 16 de Octubre, desde su quinta órbita científica, en la que el ángulo del sol era diferente de las órbitas anteriores. Dawn se encontraba a 1.480 kilómetros por encima de Ceres cuando captó esta imagen – una altitud que la nave había alcanzado a principios de Octubre.    

El cráter Occator, con su brillante región central y las áreas secundarias menos reflectantes, parece bastante prominente cerca de la extremidad, o borde, de Ceres. Con 92 kilómetros de ancho y 4 kilómetros de profundidad, Occator muestra evidencias de actividad geológica reciente. La investigación más reciente sugiere que el material brillante en este cráter está compuesto de sales que quedaron después de que un líquido salado emergiese desde abajo, se congelase y luego se sublimara, lo que significa que se transformase de hielo a vapor.

 

El cráter Occator, con su brillante región central y las áreas secundarias menos reflectantes es captado en esta espectacular imagen por la sonda espacial Dawn de la NASA. Créditos de la imagen: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

 

El impacto que formó el cráter hace millones de años descubrió el material que cubría la zona exterior del cráter, y puede haber provocado el afloramiento del líquido salado.

“Esta imagen captura la maravilla de elevarse por encima de este fascinante mundo único que Dawn es la primera en explorar”, dijo Marc Rayman, ingeniero jefe y director de la misión Dawn, con base en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California.

Los científicos de Dawn también han publicado una imagen de Ceres que se aproxima a cómo el ojo humano vería el planeta enano. Este punto de vista, producido por el Centro Aeroespacial Alemán en Berlín, combina imágenes tomadas desde la primera órbita científica de Dawn en 2015, usando filtros rojo, verde y azul de la cámara de encuadre. El color se calculó basándose en la forma en la que Ceres refleja las diferentes longitudes de onda de la luz.

La nave espacial ha reunido decenas de miles de imágenes y otra información de Ceres desde su llegada a órbita el 6 de Marzo de 2015. Después de pasar más de ocho meses estudiando Ceres a una altitud cercana a los 385 kilómetros, más cerca de lo que la Estación Espacial Internacional está de la Tierra, Dawn se dirigió a un punto de vista más elevado en Agosto. En Octubre, mientras la nave estaba en su altitud de 1.480 kilómetros, envió imágenes y otros valiosos datos acerca de Ceres. El 4 de Noviembre, Dawn comenzó a recorrer su sexta órbita científica, y estará a más de 7.200 kilómetros de Ceres.

Uno de los objetivos de la sexta órbita científica de Dawn es refinar las mediciones recogidas anteriormente. El espectrómetro de rayos gamma y de neutrones de la nave espacial, que ha estado investigando la composición de la superficie de Ceres, va a caracterizar la radiación de los rayos cósmicos no relacionadas con Ceres. Esto permitirá a los científicos restar “ruido” de las mediciones de Ceres, por lo que la información será más precisa.

La nave espacial se encuentra en buena forma, ya que continúa funcionando en su fase de ampliación de la misión, que comenzó en Julio. Durante la misión principal, Dawn estuvo en órbita y logró todos sus objetivos originales en Ceres y el protoplaneta Vesta, los cuales visitó entre Julio de 2011 y Septiembre de 2012.

Los científicos de Dawn también han publicado esta imagen de Ceres que se aproxima a cómo el ojo humano vería el planeta enano.Créditos de la imagen: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Superluna el 14 de Noviembre.

Si el tiempo lo permite, el lunes 14 de noviembre podremos contemplar un fenómeno conocido como superluna, un término acuñado en 1979 por el astrólogo norteamericano Richard Nolle para referirse al momento en que la Luna, en sus fases de luna nueva y luna llena, se encuentra en su punto más cercano a la Tierra, pues el satélite describe una órbita elíptica alrededor del planeta. El momento exacto en que la Luna se verá más grande y brillante de lo habitual se producirá a las 14:52 (hora peninsular española), que obviamente será de día en España, pero igualmente se podrá apreciar durante la noche previa y la posterior.

“La luna llena del 14 de noviembre no es sólo la luna llena más cercana de 2016, sino también la luna llena más cercana hasta la fecha en el siglo XXI. La luna llena no se volverá a ver tan cerca de la Tierra hasta el 25 de noviembre de 2034“, explica la NASA. “Una superluna o una luna llena en su perigeo puede llegar a ser un 14% más grande y un 30% más luminosa que una luna llena en su apogeo”, añade el comunicado. La última vez en que la Luna estuvo tan cerca de la Tierra fue el 26 de enero de 1948, hace casi setenta años. Por otro lado, la superluna del próximo 14 de diciembre destaca porque “va a reducir la visión de la lluvia de meteoros de las Gemínidas”, según la NASA.

Nuestro satélite se encontrará muy cerca del punto de su órbita más cercano a la Tierra, 48.280 km más cerca que cuando se encuentra en el punto más lejano, llamado apogeo.

Fuente: National Geographic.

cdn1-uvnimg

Consejos para observar:

La luna llena nunca es del agrado para el astrónomo y observador, tanto por el brillo que dificulta y hasta imposibilita la observación de otros objetos como por el hecho de que la iluminación que recibe por parte del Sol hace imposible que se aprecien detalles de su relieve (al recibir la luz completamente de frente, no se proyectan sombras sobre su superficie).

Sin embargo, un espectáculo como este merece la pena ser observado, por la belleza que transmitirá a nuestras retinas como por el tiempo que transcurre entre este tipo de fenómenos. Para observarlo, no hace falta un instrumental demasiado complejo: basta con alejarse un poco de la ciudad para tener tranquilidad de observación, y deleitarse con la vista de nuestro satélite. Unos binoculares serán un buen instrumento de observación, si bien el brillo que ofrecerá puede resultar excesivo para la vista.

En caso de utilizar telescopio, estimo la utilización de un filtro lunar más que recomendable, para reducir precisamente el gran brillo que aportará. Si bien hay que tener en cuenta que muchos detalles de su superficie, en especial relieve y tonalidades, nos pasarán desapercibidos, la imagen será hermosa y tendremos un buen recuerdo en nuestra memoria.

Adiós, Roseta.

La misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (cuyas siglas en inglés le dan el nombre de ESA) llegará a un dramático final el viernes, 30 de septiembre, con un impacto controlado de la nave espacial en una región del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko, conocido por pozos activos que arrojan polvo de cometa en el espacio. Se espera la confirmación del final de la misión cerca de las 4:20 am PDT (13:20 horas desde España). La ESA está terminando la misión debido a la cada vez mayor distancia de la nave alsol, lo que ha dado como resultado una disminución significativa de la energía solar con la que operar el vehículo y sus instrumentos.

Rosetta es una misión internacional liderada por la ESA con los instrumentos proporcionados por sus estados miembros, y un apoyo adicional e instrumentos proporcionados por la NASA.

“La misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea es una magnífica demostración de lo que un excelente diseño de la misión, la ejecución y la colaboración internacional pueden lograr”, dijo Geoff Yoder, en calidad de administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. “Estar tan cerca a un cometa durante más de dos años ha dado al mundo información inestimable sobre estos hermosos nómadas del espacio profundo. Felicitamos a la ESA por sus muchos logros durante esta misión audaz “.

Las últimas horas de descenso permitirán a Rosetta para hacer muchas mediciones únicas, incluyendo el análisis de gas y polvo cerca de la superficie que nunca ha sido posible con anterioridad, y tomar imágenes de muy alta resolución del núcleo del cometa. Las imágenes incluyen vistas de las minas a cielo abierto de la región Maat, donde se espera que la nave espacial haga su impacto controlado. Maat es el hogar de varios pozos activos más de 330 pies (100 metros) de diámetro y de 160 a 200 pies (50 a 60 metros) de profundidad.

Las paredes de los pozos exhiben estructuras grumosas intrigantes alrededor de 3 pies de ancho (1 metro de ancho) llamada “piel de gallina”. Los científicos creen que estas estructuras podrían ser las firmas de los primeros cometesimales que se reunieron para crear el cometa en las primeras fases de formación del sistema solar. Rosetta intentará obtener una mirada más cercana hasta ahora en estas estructuras fascinantes, el 30 de septiembre, cuando la nave espacial se centrará en un punto adyacente a unos 130 metros, en un hoyo bien definido que el equipo de la misión ha llamado informalmente Deir el-Medina.

“Rosetta continuará dándonos datos hasta el final”, dijo Bonnie Buratti, científico del proyecto para el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. “Tres instrumentos de la NASA a bordo de Rosetta serán los que recojan todos los datos en su camino hacia el impacto.”

Esos tres instrumentos científicos de la NASA son: el Instrumento de Microondas para Orbitador Rosetta (MIRO); un espectrómetro ultravioleta llamado Alice ; y el sensor de iones y electrones (IES). Ellos son parte de un conjunto de 11 instrumentos científicos a bordo del orbitador.

MIRO fue diseñado para proporcionar datos sobre cómo el gas y el polvo salen de la superficie del núcleo para formar la cola de los cometas que le dan su belleza intrínseca. El estudio de la temperatura de la superficie y la evolución del halo y la cola proporciona información sobre cómo evoluciona el cometa medida que se acerca y deja el entorno de la sol. MIRO tiene la capacidad para estudiar sobre agua, monóxido de carbono, amoníaco y metanol.

Alice, un espectrómetro ultravioleta, para análisis de gases en estado de coma el halo del cometa; realiza medidas de la rapidez con la que el cometa produce agua, monóxido de carbono y dióxido de carbono (pistas para la composición de la superficie del núcleo); y las medidas de nivel de argón . Estas mediciones ayudan a determinar la temperatura del sistema solar, cuando el núcleo se formó hace más de 4,6 mil millones de años.

El sensor de iones y electrones es parte de un conjunto de cinco instrumentos que analiza el entorno de plasma del cometa. El instrumento mide las partículas cargadas en la atmósfera exterior del Sol, o viento solar, a medida que interactúan con el gas que fluye hacia fuera del cometa.

La misión Rosetta fue lanzada en 2004 y llegó al cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko el 6 de agosto de 2014. Es la primera misión en la historia destinada a encontrarse con un cometa y escoltarlo en su órbita alrededor del sol. El 4 de noviembre de 2014, un módulo de aterrizaje más pequeño llamado Philae – que había sido desplegado desde la nave nodriza Rosetta – aterrizó en el cometa y rebotó varias veces antes de posarse en la superficie. Philae obtuvo las primeras imágenes tomadas de la superficie de un cometa y envió de vuelta valiosos datos científicos durante varios días.

“Será duro ver que la última transmisión de Rosetta llegue a su fin”, dijo Art Chmielewski, del JPL, director del proyecto de la Rosetta EE.UU.. “Pero cualquiera que sea la melancolía que estemos experimentando quedará más que compensada por la euforia que se siente cuando se forma parte de esta misión verdaderamente histórica de la exploración.”

f_twc_comet_150218-nbcnews-ux-1080-600

Fuente: https://www.nasa.gov/