Superluna el 14 de Noviembre.

Si el tiempo lo permite, el lunes 14 de noviembre podremos contemplar un fenómeno conocido como superluna, un término acuñado en 1979 por el astrólogo norteamericano Richard Nolle para referirse al momento en que la Luna, en sus fases de luna nueva y luna llena, se encuentra en su punto más cercano a la Tierra, pues el satélite describe una órbita elíptica alrededor del planeta. El momento exacto en que la Luna se verá más grande y brillante de lo habitual se producirá a las 14:52 (hora peninsular española), que obviamente será de día en España, pero igualmente se podrá apreciar durante la noche previa y la posterior.

“La luna llena del 14 de noviembre no es sólo la luna llena más cercana de 2016, sino también la luna llena más cercana hasta la fecha en el siglo XXI. La luna llena no se volverá a ver tan cerca de la Tierra hasta el 25 de noviembre de 2034“, explica la NASA. “Una superluna o una luna llena en su perigeo puede llegar a ser un 14% más grande y un 30% más luminosa que una luna llena en su apogeo”, añade el comunicado. La última vez en que la Luna estuvo tan cerca de la Tierra fue el 26 de enero de 1948, hace casi setenta años. Por otro lado, la superluna del próximo 14 de diciembre destaca porque “va a reducir la visión de la lluvia de meteoros de las Gemínidas”, según la NASA.

Nuestro satélite se encontrará muy cerca del punto de su órbita más cercano a la Tierra, 48.280 km más cerca que cuando se encuentra en el punto más lejano, llamado apogeo.

Fuente: National Geographic.

cdn1-uvnimg

Consejos para observar:

La luna llena nunca es del agrado para el astrónomo y observador, tanto por el brillo que dificulta y hasta imposibilita la observación de otros objetos como por el hecho de que la iluminación que recibe por parte del Sol hace imposible que se aprecien detalles de su relieve (al recibir la luz completamente de frente, no se proyectan sombras sobre su superficie).

Sin embargo, un espectáculo como este merece la pena ser observado, por la belleza que transmitirá a nuestras retinas como por el tiempo que transcurre entre este tipo de fenómenos. Para observarlo, no hace falta un instrumental demasiado complejo: basta con alejarse un poco de la ciudad para tener tranquilidad de observación, y deleitarse con la vista de nuestro satélite. Unos binoculares serán un buen instrumento de observación, si bien el brillo que ofrecerá puede resultar excesivo para la vista.

En caso de utilizar telescopio, estimo la utilización de un filtro lunar más que recomendable, para reducir precisamente el gran brillo que aportará. Si bien hay que tener en cuenta que muchos detalles de su superficie, en especial relieve y tonalidades, nos pasarán desapercibidos, la imagen será hermosa y tendremos un buen recuerdo en nuestra memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s